sábado, 18 de junio de 2016

Sello Pyme Innovadora.

Cómo conseguir el sello Pyme Innovadora. Este certificado, lanzado en 2015 por Aenor y reconocido por el Ministerio de Economía, es un impulso para las empresas que apuestan por la I+D+i. El goteo de empresas que anuncian que han recibido el sello Pyme Innovadora en los últimos meses es constante. ¿Qué es exactamente este sello? ¿Para qué sirve? ¿Qué ventajas aporta? A mediados de 2015, Aenor anunciaba dos nuevas certificaciones relacionadas con la innovación y dirigidas a pequeñas y medianas empresas:

 El sello Pyme Innovadora y el sello Joven Empresa innovadora, con la principal diferencia del tiempo de creación de la empresa. La intención es equiparar el nivel de inversión en I+D de las compañías españolas al que actualmente existe en otros países europeos. Porque conseguir este tipo de sellos, como veremos a continuación, tiene premio, en forma de rebajas fiscales y otro tipo de incentivos.

En definitiva, una fórmula para animar a las pymes a que apuesten por la innovación en un entorno cada vez más internacional y competitivo, en donde las soluciones tecnológicas, escalables y con un alto grado de innovación son las que más garantías de éxito conllevan. 

¿QUÉ PYMES PUEDEN SER INNOVADORAS? Para poder recibir el sello Pyme Innovadora es necesario cumplir una serie de requisitos que vienen especificados en la Orden ECC/1087/2015, de 5 de
junio, que regula la obtención del sello de Pyme Innovadora, así como el funcionamiento de un Registro de la Pequeña y Mediana Empresa Innovadora.

Para calificar a una pyme de este modo, será necesario que se den alguna de las siguientes circunstancias:

Haber recibido financiación pública a través de las convocatorias del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica.

Haber recibido esta financiación del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica, y de Innovación.

Haber obtenido ayudas para la realización de proyectos de I+D+i desde el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Haber accedido a las Convocatorias del 7º Programa Marco de I+D+i, o bien al Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

Esta financiación pública debe haberse recibido en los últimos tres años, sin haber sufrido en ningún caso una revocación posterior por no haberse ejecutado correctamente la actividad financiada.

Además de por el acceso a la financiación pública dentro de los programas mencionados, que incluyen una serie de baremos internos que ya establecen el valor innovador de una compañía, existen otro tipo de fórmulas que podrían darnos acceso al sello de Pyme Innovadora. Por ejemplo, mediante una actividad propia de la compañía que certifique el carácter innovador de la misma.

Nos referimos a contar con una patente propia en explotación en un periodo que no supere los cinco años, anterior al ejercicio del derecho de bonificación. O bien, por haber obtenido en los últimos tres años al ejercicio del derecho de bonificación un informe positivo a efectos de aplicación de la deducción sobre el impuesto de sociedades por motivos especificados en el artículo 35 de dicha ley.

Por último, podríamos hablar de una tercera vía para obtener el sello, y es haber conseguido otras certificaciones previas que servirían como antesala para la consecución del mismo. Todas aquellas entidades que hayan sido reconocidas previamente con las siguientes certificaciones oficiales del Ministerio de Economía y Competitividad podrán ser consideradas también como pymes innovadoras: Joven Empresa Innovadora,según la Especificación Aenor EA0043; Pequeña o Microempresa Innovadora, según la Especificación Aenor EA0047, o la certificación conforme a la norma UNE 166.002 de Sistemas de Gestión de la I+D+i.

Inicialmente, el Ministerio de Economía y Competitividad realizó una preinscripción de las pequeñas y medianas empresas de las que tenía información suficiente como para catalogar las como innovadoras, según los requisitos establecidos previamente. Pero el plazo para obtener el sello vía preinscripción, según se informa en la página web de dicho ministerio, finalizó el 15 de noviembre del año pasado, por lo que actualmente la única forma para obtener el sello es utilizando los cauces habituales. Es decir, a través de la presentación de solicitud en el Registro público para tal fin, aportando la documentación necesaria. Básicamente, esta documentación deberá ser aquella que certifique que, efectivamente, se cumple con alguno de los requisitos anteriormente mencionados.

Otra fórmula para la obtención es vía certificación, es decir, acudiendo a Aenor para someterse a una auditoría de 28 indicadores recogidos en la EA0047, alcanzando un mínimo de 400 puntos sobre un máximo de 1.000. En estos indicadores se valora, entre otras cuestiones, los recursos humanos, la forma de innovar, el retorno económico que está generando a la compañía sus procesos de innovación o cómo son esos procesos.

Además de los evidentes beneficios a nivel de marca, existen una serie de ventajas o bonificaciones tanto a nivel fiscal como frente a pagos a la Seguridad Social. En concreto, las pymes con esta distinción podrán acceder a una bonificación del 40% en las aportaciones que deben realizarse a la Seguridad Social por el personal investigador que se contrate. Con la limitación de que estos profesionales se encuentren encuadrados en los grupos 1, 2, 3 y 4 del Régimen General de la Seguridad Social, y que tengan dedicación exclusiva al trabajo relacionado con actividades de I+D+i.

Por otro lado, se podrán deducir un máximo del 42% de los gastos directos en innovación en el impuesto de sociedades. Deducciones que no tributan y que no están sometidas a concurrencia competitiva por un presupuesto limitado. Además, y según establece la norma, ambas bonificaciones son perfectamente compatibles.

Una vez que se ha confirmado que se cumplen los requisitos, el Ministerio de Economía y Competitividad comunicará a la empresa en cuestión que es apta para poder utilizar el sello Pyme Innovadora en sus materiales corporativos.

Para descargarlo, deberá acceder a la página de este organismo oficial e introducir en el apartado correspondiente su número de identificación fiscal (NIF). El sistema comprobará que, efectivamente, ese NIF está asociado a una pequeña y mediana empresa innovadora, según sus registros, y permitirá la descarga del documento para su libre uso por esa entidad. Un saludo.

Fuentes: Cinco Días.